Opresión tecnológica en los medios participativos

Opresión tecnológica en los medios participativos

Dr. Areej Mawasi, Investigadora en ciencias de la tecnologia y aprendizaje

Traducido por: Manar Shehab

Original in Arabic at AlJazeera, AlMostashar Program: Link

¿Qué es la opresión tecnológica?

Al hablar de la opresión tecnológica en Internet, es importante comprender que está representada de varias formas: en el sistema de software, en las interfaces y en la experiencia del usuario. Una de las formas de opresión tecnológica es lo que se conoce como “La opresión de los algoritmos”, y con eso me refiero a las prácticas tecnológicas y digitales que tienen un sesgo racial contra los usuarios de una determinada comunidad, como dice la Dr. Safiya Noble en su libro “Algoritmos de Opresión”. Esta opresión no es frívola, sino que está incrustada en el sistema digital, y es un reflejo de la situación social, cultural y política en la que vivimos en el mundo, como el dominio del hombre blanco en la tecnología, la opresión política y la marginación económica que experimentan muchas sociedades. En tales casos, el sistema está sesgado a favor de ciertos contenidos sobre otros, lo que lleva a fortalecer una narrativa específica sobre otras, destacar contenido que lleva opiniones preconcebidas, marginar el contenido para los usuarios oprimidos política, económica y socialmente, además de restringir la forma en que los usuarios utilizan la tecnología. 

Esta opresión no solo es opresiva para la libertad de expresión digital de las personas y su derecho a la autodeterminación digital, sino que también afecta la interacción en los medios participativos colectivos. Por lo tanto, esta opresión tecnológica es una repetición de la opresión en el mundo real al mundo digital. Por ejemplo, restringir las libertades de los periodistas en Internet es una continuación de atacarlos y reprimirlos sobre el terreno, e incluso bombardear instalaciones de prensa.

Algorithm Apartheid, by Reed. with Permission

¿Cómo han reprimido las plataformas de redes sociales el movimiento de apoyo a Palestina en eventos recientes?

Hay varias representaciones de la ciber represión en el contexto del movimiento pro palestino, algunas de las cuales mencionare a continuación. Esta opresión hizo que una parte del estado colonial en el que viven los palestinos se transmita a los algoritmos. Una forma de esta represión fue la política sistemática de las empresas de medios sociales para silenciar la voz y la narrativa palestina a través de:

1.         La eliminación de contenido con el pretexto de que violaba las políticas de la plataforma.

2.         La identificación de palabras que aluden a eventos, bloqueándolas para algunos usuarios evitando así que se activen como ‘hashtags’.

3.         La eliminación de cuentas de usuarios, ‘influencers’, y hasta periodistas, así como detener la publicación de contenido durante un período de tiempo determinado.

4.         La detención de la función de transmisión en vivo para algunos usuarios, que fue una importante estrategia de concientización para difundir eventos por un lado, sostener diálogos de concientización por otro y documentar la represión y violencia de las fuerzas de ocupación israelíes.

5.         El ocultamiento sistemático de contenido del ‘timeline’ de los seguidores, lo que evita que ese mismo contenido esté ampliamente disponible para la interacción de los usuarios.

6.         La censura de contenido no solo incluyó algoritmos, sino la amenaza directa de las autoridades de ocupación a los activistas sobre su participación en los eventos.

¿Cómo pueden los periodistas y las instituciones de los medios afrontar o eludir estos mecanismos?

La situación normal es que las distintas plataformas garanticen la libertad de expresión digital y el derecho a la autodeterminación digital, pero este asunto es difícil de lograr en el momento actual por las circunstancias excepcionales, y por esa razón es importante trabajar para eludir estos mecanismos a través de estrategias seguidas por los usuarios, como:

1.         Dividir el contenido publicado, distribuirlo en varias plataformas utilizando múltiples medios (imágenes, video, audio, infografías) y no depender únicamente de un medio.

2.         Asegurar que la información e imágenes que se publican sean de origen fidedigno, así como brindar una descripción precisa de ellas.

3.         Elusión del algoritmo a través de la manipulación lingüística y visual en materiales editoriales.

4.         Crear cuentas alternativas en circunstancias difíciles e informar a los seguidores de esas cuentas, para que puedan servir como compensatorias cuando sea necesario.

5.         Intentar documentar las cuentas a través de la cooperación con las plataformas relevantes.

6.         Frenar la publicación de información para ser dispersada en momentos separados.